ALMENDRA: CONOCE SU HISTORIA

Antes de ser adoptada Almendra, hija de una conejita rescatada, formó parte de un hogar temporal.

Valeria Gutiérrez estaba en búsqueda de una compañera para "Sr. Conejo", y al ver las fotografías de Almendra en redes sociales se enamoró de ella inmediatamente, sobre todo porque entre ellos existía una gran similitud. Con muchas ansias esperó que Almendra llegara a su hogar ya que tenía mucho amor para entregar.

Comenta que al llevar a Almendra a su nueva casa la relación con Sr. Conejo, en un principio, fue complicada pero con el transcurrir del tiempo la aceptó y, desde ese entonces, se volvieron inseparables al punto de compartir todo como momentos de juegos, travesuras y el cariño que se tienen mutuamente.

Almendra ha desarrollado un carácter algo tímido, mañoso y amante de romper cables. También gruñe cuando algo no le gusta y se deja acariciar sólo cuando ella quiere.

A casi un año de su adopción, Valeria menciona que fue una gran decisión adoptarla y darle un hogar, amor, atención y cariño.

"Mi vida junto a ellos cambió profundamente ya que la llenan de amor siempre, me complace cuidarlos y entregarles lo mejor. Ellos son todo para mí" concluye.