ALVI: CONOCE SU HISTORIA


La llegada de Alvi a la vida de Karin Núñez fue muy especial, ya que ella había sufrido la pérdida de su conejito Polo, por ese motivo aún no se decidía a adoptar a otro bunny. Sin embargo, podía ser hogar temporal porque podría tener un conejo sin que fuera de ella y entregarle toda su dedicación y amor antes de que pasara a un hogar definitivo. Nuestro amiguito encantó a Karin con su personalidad, gratitud y docilidad pues se dejaba tomar y acariciar con facilidad.

Con el pasar del tiempo todos en el hogar de Karin estaban enamorados de él, por lo que decidieron adoptarlo. Durante el día a Alvi le encanta dormir en su torre (uno de sus lugares favoritos), por las noches sube a las camas en busca de cariño, y en época de invierno busca que lo arropen y lo abriguen para tener dulces sueños. Es un conejito de buenos modales porque es muy limpio y ordenado con sus cosas.

Disfruta de sus paseos al aire libre y es un integrante más de la familia donde es amado por todos