03.12.2021

25.11.2021

El pequeño Newen fue encontrado deambulando por la calle, razón por la cuál llegó a nuestra

fundación. Al conocer esta delicada situación, una pareja, quienes se convertirían en su futura familia,

hicieron todo lo posible para quedarse con él.

El día en que fueron a buscar a Newen, se encontraron con un conejito que estaba en malas

condiciones: presentaba bajo peso, tenía conjuntivitis, una lesión en uno de sus ojos (la que le dejó una

marca permanente), le faltaba una pequeña parte de una de sus orejas y tenía parásitos en su pelaje,

muestras de que estuvo viviendo mucho tiempo en la calle. Debido a su estado, Newen tuvo que iniciar

un tratamiento para mejorar su salud y sanar su conjuntivitis, cosa que logró con el tiempo.

Ya en un mejor estado, Newen estaba listo para compartir en su nuevo hogar con Norman (el otro

conejito de la familia). Ambos se relacionan a través de un corral, el mejor método para el proceso de

socialización, la que hasta hoy se está logrando de manera exitosa. Newen es muy cariñoso con Norman,

le da besos, duermen juntos y regalonean. Con el pasar de los meses la familia siguió creciendo ya que

llegó Matilda, una conejita rescatada. Ahora son tres quienes disfrutan del amor de su mamineja y

papinejo, que es enorme.

Pese a estar rodeado de afecto y cuidados, Newen sigue siendo muy tímido, ya que como todo animalito

maltratado, aún mantiene traumas por lo mal que lo pasó en la calle. Le teme al exterior y a los gatos, e

incluso a veces se asusta sin motivo y da golpes de patadas en el suelo. Cuando se enoja lo demuestra

en su rostro ya} que es muy expresivo, y odia con su vida la escoba: la ataca, le gruñe y le pega.

A pesar de todo aquello, el amor incondicional de su familia y la dedicación en sus cuidados han logrado

que Newen pueda demostrar todo su cariño y gratitud, y pese a sus temores se deja tomar en brazos

para ser regaloneado, lo que lo hace sentir cómodo y tranquilo. Tanto es así que ha logrado vencer el

miedo al exterior y salir al patio a disfrutar de los días soleados. Definitivamente hoy es un conejito muy

feliz.

Su mamineja y papinejo nos cuentan; "Estamos muy felices con Newen, ya que nos encanta ver el

cambio que tuvo gracias a los cuidados y al amor infinito que le tenemos. Nos encanta que se hagan

compañía mutua con Norman, y darnos cuenta lo feliz que es cuando hace binkys (expresión de total

felicidad).