PIPPI: CONOCE SU HISTORIA

En el día de su cumpleaños Felipe Rivera asistió a una jornada de adopción en espacio Dalú con el deseo de ser el hogar de algún conejo rescatado. Fue ahí donde encontró a una linda conejita llamada "Bella", que sin duda Felipe escogió.

Decidió cambiar su nombre a "Pippi", por el personaje Pippi Longstocking, ícono del feminismo en la literatura infantil, esta niña dotada de gran fuerza fue su inspiración.

Al principio fue difícil convivir ya que Pippi demostraba con su carácter no estar a gusto con su compañía; gruñía y atacaba a Felipe, pero con mucha paciencia y trabajo logró una evolución positiva, de conexión y amor.

Diariamente viven muchas anécdotas, por ejemplo, cuando Pippi entra al basurero en búsqueda de cáscaras de frutas, o al refrigerador ansiando encontrar achicorias. Sin duda Pippi es una conejita muy curiosa y de gustos selectivos.

A un año de su adopción, Felipe asegura "la quiero mucho y me ha dado mucha alegría, estoy muy agradecido con la ONG por haberla cuidado hasta que encontró un hogar."